15 abril 2009

Museo Ruso de San Petersburgo.


En la pintura iconográfica ortodoxa, la representación de Abraham invitando a los tres ángeles (Gen. 18, 1-19) fue considerada como un símbolo de la Santísima Trinidad. Pintada esta escena a menudo en los tiempos anteriores a Andrei Rublev, a comienzos del siglo XV, en algunos iconos no están solos los tres ángeles sino también acompañados de Abraham y su esposa Sara.Tal vez el más famoso de estos iconos relativos a Abraham y los tres ángeles sea el de Andrei Rublev. Sin embargo, no existe unanimidad de opiniones acerca de cuáles son los tres ángeles protagonistas del icono.
Lo más sencillo es identificar al ángel de la izquierda con Dios Padre, el ángel central con Cristo, cuanto más que el mismo viste como en la época de Jesús, en tanto que al ángel de la derecha se le personifica por el Espíritu Santo. El icono de Rublev es un anticipo a la iconostacia de la catedral de la Santísima Trinidad y se halla bastante cerca de los frescos producidos en 1408 sobre el mismo tema.
Este icono fue llevado en 1918 al Museo Zagorsk, y en 1929 a la Galería Tretyakov.
El estado de conservación del icono del Museo Ruso de San Petersburgo es bueno, y sólo muestra los dorados de los bordes ligeramente frotados.
Por su parte, otro icono de igual temática, de 1627, pintado por el artista Nazario Istomin, tiene pérdidas de tono menor en la capa de pintura.
Este icono se puede admirar en el Museo del Kremlin de Moscú, y pertenece a la escuela de arte de Stroganov, hermano de Nicéforo Savin, que vivió en Moscú, a principios del siglo XVII.

No hay comentarios:

Publicar un comentario