13 abril 2009

EL FENOMENO DEL ANONIMATO EN LA INTERNET


El anonimato es extremo opuesto de la perfecta identificación de la persona.

Las normas sociales asi como las leyes mantienen, en terminos generales, a los individuos en perfecto control social. Para ser aceptado en la sociedad, el individuo debe adaptarse a sus normas para no quedar excluído del mismo. Cuando un individuo no cumple con las normas es apartado ya sea en la carcel o institución mental.

El anonimato por el contrario, libera al individuo y lo deja a merced de sí mismo. Sólo debe rendir cuentas a su propia persona, a su conciencia; no a la sociedad. Todos sus impulsos quedan liberadas de los controles del mundo externo. Las restricciones culturales y morales, pasarán a un segundo plano, perderán importancia y fuerza.

Protegido por la dificultad para ser identificado, el ser humano hace uso de enormes cantidades de energía, generalmente de orden agresivo. El anonimato ha permitido a los sujetos cometer todo tipo de actos desde los más atrevidos y violentos hasta los más crueles.

El anonimato libera al individuo de su conciencia crítica, y lo lleva a acciones que difícilmente llevaría a cabo de encontrarse en situación normal.
El anonimato en la blogosfera es la nueva forma de acoso. Antes lo eran las llamadas anónimas, pero desde el uso del 'ID caller' esta practica 'pasó de moda'. Los graffittis en los espacios públicos, muros, baños, paredes; o los llamados “anónimos”, cartas sin remitente son otras formas violentas o amedrentadoras que usa el individuo anónimo.
El anonimato es quizás uno de los puntos más atractivos de la red para muchos de sus usuarios.
Los actos atrevidos, las palabras o actos obscenos, las denuncias agraviantes y el sarcasmo, así como las más patéticas amenazas, se han amparado en ese desconocimiento del otro, de quién es el emisor del mensaje.
El anonimato crea desinhibición y esta desinhibición puede revestir características tanto positivas como negativas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario